Lanzada la versión cloud de Tangram BPM.

TangramBPM se estrena en la nube con un precio inferior a los 18.000 euros, cifra por debajo de la de un contrato menor dentro de la Ley de Contratos del Sector Público. Así, un ayuntamiento, universidad o cualquier institución u organización puede implantar la administración electrónica (e-Administración), a través de esta macroplataforma cloud ‘low cost’, con un coste de implantación de un 70% menos respecto a los 60.000 euros que costaría la instalación tradicional en un Centro de Proceso de Datos (CPD).

Dentro del marco de austeridad y contención del gasto que caracteriza a las cuentas de cualquier administración u organismo público para el presente ejercicio, la nube se convierte en la tabla de salvación para aquellos ayuntamientos o universidades que no cuentan con grandes presupuestos y que, sin embargo, están obligados a adecuar su estructura organizativa al cumplimiento de la Ley 11/2007 y del Esquema Nacional de Interoperabilidad (ENI), que establece los principios y directrices de interoperabilidad en el intercambio y conservación de la información electrónica, antes de 2014.

Con la versión cloud lanzada recientemente “la administración española se podría ahorrar más de 340 millones de euros instalando TangramBPM en los 8.116 municipios que componen la geografía española”, explica Rogelio Sánchez, director de Desarrollo de Negocio en TangramBPM. Eso sin contar con los más de 2 millones de euros de ahorro que se pueden llegar a obtener por la agilización de los trámites burocráticos y la reducción del impacto medioambiental.

Las plataformas nacidas en la primera década del siglo han adolecido de un conjunto de defectos: incompletas, poco integrables, rígidas, poco adaptables a las exigencias de cada administración, etc., sin contar con el precio. “TangramBPM busca desde su diseño original evitar estos inconvenientes con una arquitectura y una tecnología abiertas, flexibles y basadas en los estándares y productos open source más difundidos y actuales: Java, Alfresco, Liferay, WSO2, Activiti, etc. Es lo que se llama reutilización de componentes”, afirma Rogelio Sánchez.

TangramBPM ofrece en una sola plataforma un motor BPM (Business Process Management), un portal con gestor de contenidos (CMS – Content Management System), un gestor documental y un bus de interoperabilidad que permite que cada vez que se introduce un servicio nuevo se pueda acceder a él de forma inmediata, estando siempre actualizado a la última tecnología. Además, con la inclusión de Liferay, todas las organizaciones tendrán la posibilidad de expandirse sin necesidad de terceros.

Control de costes en ayuntamientos

El ahorro de 42.000 euros en la implantación de la e-Administración en la nube supone un hito y una realidad. “Existen plataformas de nueva generación basadas en la cloud, interoperables y completas, tanto para la gestión documental como para los procesos de negocio, ágiles, flexibles, escalables y de fácil integración, capaces de asumir todos los trámites burocráticos de forma online por una sexta parte de lo que costaría en un CPD”, afirma el experto en e-Administración.

Este control de costes se hace aún más significativo en pequeños ayuntamientos (de menos de 20.000 habitantes) y universidades. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Catarroja, en la Comunidad Valenciana, calcula que ha logrado un ahorro social de un 80%, el cual cifra en 2.162.000 euros, en relación con los 45 trámites gestionados electrónicamente, lo que conlleva una contención del gasto de 75 euros para el ciudadano o empresa por trámite.

“El mercado camina hacia la cloud porque ya ofrece las suficientes garantías, tanto de seguridad como tecnológicas, de protección de datos o de migración, además de resultar más barato”, comenta Rogelio Sánchez. Por ejemplo, existen universidades o pequeños ayuntamientos que no disponen de personal para montar una infraestructura de e-Administración, sin embargo, al adquirir una plataforma cloud, no hay necesidad de contar con 40 informáticos que gestionen la unidad de sistemas porque todo el mantenimiento está en la nube y lo gestiona la empresa que ofrece el servicio.